lunes, 20 de abril de 2015

REGANTES

huaycos dejan enormes pérdidas en agro del distrito de santa eulalia
LAS PÉRDIDAS ASCENDERÍAN A S/. 1 MILLÓN 500 MIL NUEVOS SOLES A RAÍZ DE  DE  LA SEMI DESTRUCCIÓN DE LOS CANALES DE RIEGO

La otra cara de los efectos de los huaycos ocurridos el  pasado 23 de marzo es que los canales de riego del distrito de Santa Eulalia quedaron seriamente dañados por la interrupción de varios tramos a consecuencia de los deslizamientos y  la crecida del río que ha puesto en peligro la campaña agrícola.

Más de 100 metros del canal N° 2 ha destruido el huayco de la quebrada el Infernillo, provocando el desabastecimiento del recuro hídrico.
Según estimados de especialistas, las pérdidas ascenderían a S/. 1 millón 500 mil nuevos soles a raíz de la semi destrucción de  los canales de riego. En ese sentido, los agricultores solicitan ante las entidades públicas el apoyo con maquinaria pesada  para el encausamiento del cauce del río y la protección de los muros de los canales de riego en sector de las bocatomas indicadas.

Los agricultores a través de faenas vienen realizando las labores de limpieza de los canales de riego.

De acuerdo a la inspección técnica realizada el último 11 de abril por el ingeniero  Walter Mallma, Director de la Agencia Agraria de Santa Eulalia y dirigentes de los comités de regantes, el canal San Jerónimo de Punan, presenta en el sector de la bocatoma 100 metros de borde de canal averiados por la crecida de las aguas del río Santa Eulalia a punto de desplomarse.

Los bordes del canal de San Jerónimo de Punan han sido debilitados por la crecida de las aguas del río Santa Eulalia.
De la misma manera, el canal N° 1  Huaynani – Lúcuma Seca Grande – Lúcuma Seca Chica – San Juan, que cuenta con 32 usuarios, ha sido deteriorado por la caída de piedras de los cerros  en la quebrada Huaranguillo.

Por otro lado, el canal Lúcuma Seca Palle, que cuenta con 101 usuarios  la caída del huayco de la quebrada el Infernillo ha dañado 60 metros de la canalización y la crecida de las aguas del rio Santa Eulalia, ha debilitado el muro de la bocatoma.

Los regantes del canal Lucuma Seca - Palle, solicitan una maquina pesada para proteger la bocatoma.
Asimismo, el canal N° 2  - Lúcuma Seca – Chacra Alta – Palle, que cuenta con 22 usuarios de agua de riego ha sido destruido más de 100 metros de canal por el arrastre de piedras y lodo de la quebrada el Infernillo. En el mismo tramo las variantes: Rosario y Chacaymarca, en la quebrada Cuculi ha sido arrasada 100 metros por la caída del huayco.

La bocatoma del canal Cashahuacra ha quedado colmatada de piedras por la caida del huayco de la quebrada de Chune.
En el canal de Rinconchacra, que cuenta con una longitud de 1.30 km; y 22 usuarios se verificó que en el sector de la bocatoma existen 300 metros de borde del canal que han sido debilitados a punto de colapsar por la crecida de las aguas del río Santa Eulalia.

Asimismo, han sido debilitados  los bordes de la estructura que protege la red principal de agua potable que abastece a la población del distrito de Santa Eulalia.

Los agricultores han tenido enormes pérdidas por la falta de agua de riego.
En el canal Chune, que beneficia a 45 usuarios debidamente reconocido ante la Autoridad Local de Aguas, se constató que la bocatoma natural se encuentra colmatada de piedras por la crecida de las aguas del río Santa Eulalia y la caída del huayco de la quebrada Cuculí.

De otro lado, en el canal Cashahuacra  la bocatoma se encuentra obstruida por la caída del huayco de la quebrada de Chune, y la crecida de las aguas del río Santa Eulalia.

También, en el sector de Peñaloza - Sarmiento se observó que existen 36 metros  de tubería dañada por la caída del huayco de la quebrada de Cashahuacra.

Asimismo, se ha logrado identificar que el 90 % de la superficie de los  fundos agrícolas están destinados al cultivo de palta y chirimoya, cuya producción ha disminuido en la presente campaña por falta de agua para cumplir con el rol de riego.

En consecuencia, existe el peligro que por la falta de agua la próxima campaña agrícola  de la producción de palta,  chirimoya y demás árboles frutales pueden tener serios reveces en cuanto a su vigorosidad y desarrollo.

En suma, los desastres naturales por la caída de los huaycos y las fuertes lluvias han afectado directa o indirectamente a más de 500 familias que habitan en la zona rural del distrito de Santa Eulalia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario